Dominios, El mundo del dominio y su correcto uso

Antes de correr tenemos que andar por lo tanto uno de los primeros pasos al iniciar tu proyecto web es registrar un domino. Pero, ¿Qué son y para qué sirven exactamente los dominios? Lo sé, puede llegar a ser algo muy confuso, pero a continuación, te lo contaremos todo sobre los dominios y los nombres de dominios.

¿Qué son los dominios?

Para simplificarlos mucho, un dominio es un nombre exclusivo y único que le puedes asignar a una página web. Sería algo al equivalente de código de barras de un producto. Para que te hagas una idea, un dominio equivale a la dirección física de una tienda o de una vivienda. Si queremos ir hasta ella la introducimos en el GPS para poder llegar al punto de llegada. Si queremos ir a EBay y visitar su web ebay.es es la dirección que tenemos que introducir en el buscador.

Los dominios surgieron para “humanizar” las páginas web, ya que es más fácil acordarse de un nombre de dominios que, por ejemplo, de los 12 dígitos que puede contener una dirección IP.

¿Para qué sirven los dominios?

Es importante saber para qué sirve exactamente un dominio en internet y es que debemos saber y conocer el funcionamiento de un dominio en internet es necesario estudiar un nuevo concepto “los servidores DNS”.

Las DNS (Donamin Name System) son los servidores encargados de resolver o traducir los nombres en la red, es decir, lo que hacen es traducir la dirección IP del servidor en el que se encuentra alojado el dominio.

En otras palabras, las páginas que encontramos en internet están alojadas en una dirección tipo 85.458.45.789. Los servidores DNS tienen la capacidad de convertir el nombre de dominio en números para poder mostrar el contenido correcto que se aloja en esa dirección web.

Hoy en día, sin la existencia de los dominios, no seriamos capaces de acceder a una web porque ¿Te imaginas tener que recordar y teclear un numero así 47.5468.45.687 cada vez que quieren entrar en una web? Sería imposible apuntar todas las cadenas de dígitos que hay en todas las páginas web del mundo.

¿Tipos de dominios que puedes encontrar?

Antes de registrar un dominio debes conocer los tipos de dominios con los que te puedes encontrar:

  • Dominios de Nivel Superior Genéricos (Gtld).: Son los de uso común y más utilizados a nivel mundial.
    • .net: empresa de servicios de inter
    • .info: sitio informático
    • .com: sitio comercial
  • Dominios de Nivel Superior Geográficos (ccTLD). Son los conocidos como los territoriales y son usados por países dependientes y se componen de dos caracteres
    • .es de España
    • .ca de Canadá
    • .fr de Francia
  • Dominios de tercer nivel. Son la combinación de un dominio genérico y uno geográfico.
    • .net.mx: proveedores de redes
    • Gob.mx: entidades Gubernamentales
    • .edu.mc: Instituciones educativas

¿Qué datos son imprescindibles a la hora de contratar un dominio?

  • Un Email de contacto. Imprescindible que sea un correo electrónico accesible por el propietario (¡Dato importante!).
  • Un Teléfono de contacto. Imprescindible que sea un teléfono accesible por el propietario (¡Dato importante!).
  • El nombre de la organización o propietario, dependiendo de si el dominio va a estar a nombre de una empresa o una persona física.
  • El NIF o CIF. El NIF si el dominio está a nombre de una persona física. El CIF si el dominio está a nombre de una empresa.
  • La Dirección postal de la empresa o propietario.
  • El nombre de contacto o administrador de la empresa.

¿Cómo elegir el correcto?

Una vez elegido el tipo de dominio que quieres para tu página web, llega el momento de hacerlo atractivo y que sea fácil de recordar. Con estos pasos lo conseguirás:

  1. Debe ser lo más corto posible para que sea fácil de recordar y que los clientes lo asocien a tu página web es recomendable que el nombre de tu dominio tenga entre 8 y 12 caracteres y que sean palabras completas. Porque es más sencillo de recordar “pasteleriadeana” que “pastdana” y, además esto evitará errores de transmisión. Si algún usuario que te visite quiere recomendar tu web a un amigo, no tendría que tener problemas a la hora de escribirla en su navegador.
  2. No emplees palabras raras ni de compresión complicada. El objetivo de tu domino es que sea recordado. Por ello, lo mejor es utilizar palabras sencillas y directas.
  3. Evita usar números, guiones, mayúsculas, símbolos o caracteres específicos. Hay que intentar evitar los números a menos que formen parte de tu marca. Su uso puede llevar al usuario a equivocarse. Lo mismo sucede con las mayúsculas, los guiones o caracteres específicos como la ñ
  4. Evitar las repeticiones. Tenemos que evitar repetir la misma letra. Esto puede dar a confusión a la hora de escribir correctamente tu dominio. Por ejemplo: Es mejor elegir “lasrecetasdearantxa” que “lasrecetaarantxa”.
  5. Cuidado con los dobles sentidos. Muchas veces pasa que, sin darte cuenta, puedes crear un juego de palabras que convertirá tu dominio en el hazmerreír de toda la red. Como, por ejemplo: penisland.net o MP3shits.

Ventajas de tener un dominio propio

  • Económico: Comprar un dominio es una acción muy accesible porque se paga de forma anual y tiene un coste mucho más bajo de lo que te puedas creer. Verdaderamente merece la pena.
  • Corto: Así conseguirás que tu dominio sea recordado por tus usuarios.
  • Reputación y credibilidad: Al ser una extensión propia es un añadido para tu empresa. Si empiezas un proyecto con un dominio propio siempre te va a dar más credibilidad. Un dominio propio le suma credibilidad a tu proyecto.
  • Protección de tu dominio. En el mundo en el que vivimos tenemos que tener mil ojos con todo y es que si empiezas en páginas como blogs y tu web tiene éxito querrás dar el exalto de tener tu propio dominio, pero puede que te encuentres con que ya este registrado y la persona que lo haya comprado quiera revendértelo. Es por ello que antes de nada debes registrar tu dominio porque pueden quitártelo con mucha facilidad.

¿Cómo mantener mi dominio de forma segura?

  1. Contratar la propiedad del dominio a la entidad corporativa.

Debes tener claro que de ninguna manera hay que registrar el nombre de nombre de dominio con el nombre de una persona individual. Si lo haces puede suceder que la persona a la que esta puesta la web fallezca o que simplemente ya no continúe en tu empresa. Es por ello que el nombre de dominio debe ir legado al nombre de la empresa

2. Buscar un registrador de confianza.

Asegúrate que el registrador de dominios tiene la acreditación necesaria y que el distribuidor que tenga una experiencia en el mercado y que pueda asegurar la máxima estabilidad del nombre de dominio.

3. Escoger una clave sólida.

Debes elegir una calve que no sea fácil de acceder a tu página web. Las claves de acceso simples son muy fáciles de adivinar. Es por ello que debes generar una clave que tenga al menos un valor numérico, símbolos y por lo menos 2 letras elegidas al azar alternando mayúsculas y minúsculas. 

4. Diferentes métodos de pago

Tenemos que dar detalles para los procedimientos de pago de nuestro dominio. Es mejor tener dos medidas de pago porque por ejemplo si una tarjeta deja de estar disponible y no s ele puede cobrar por el dominio este dejara de estar a su nombre.

5. Información de contacto

Ofrecer detalles de contacto es importante porque si tenemos que restaurar una cuenta de dominio, con un email podrás recuperarla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.